Evolucion

Interactiva nace en el año 1973 como primera empresa de Grupo Ibergest en Alicante, tras ver que el sector de la limpieza estaba totalmente necesitado de compañías profesionales que atendieran este creciente mercado.

El objetivo principal, era el de prestar un servicio diferenciado y pionero, con el que liberar a las empresas de las actividades que pudieran desviar su esfuerzo y atención de su fuente principal de negocio.

Entre 1973 y 1995, IBERGEST experimenta un gran crecimiento, abriendo nuevas delegaciones en Madrid, Valencia, Barcelona, Murcia, Albacete, Toledo y Palma de Mallorca.
En 1989 se crea la división de Mantenimiento Integral tras analizar que las ofertas de servicios se encontraban gestionadas por diferentes proveedores, lo que suponía un elevado coste y mayores problemas de contacto y comunicación. A través de un solo proveedor e interlocutor, se aunaban las principales áreas técnicas de mantenimiento, minimizando estos problemas.
En 1990 se incorpora al Grupo Brilogic, ofreciendo un nuevo servicio altamente tecnológico, enfocado a la Impresión y Ensobrado de documentos en alta velocidad, optimizando así los tiempos y la inversión frente a su elaboración de forma manual.

Entrados ya en el nuevo siglo, GRUPO IBERGEST supo prepararse y poner las bases de lo que representa una empresa del siglo XXI. En este sentido, al mismo tiempo que se desarrollan nuevas formas de trabajo más eficientes en las tareas más tradicionales de este grupo empresarial, se ha desarrollado de una manera muy importante el componente tecnológico, desarrollando servicios novedosos para la gestión integral de los Proveedores de Servicios, o Aplicaciones Tecnológicas para el desarrollo de todo tipo de Elementos de Comunicación.

En 2013, GRUPO IBERGEST cumplio 40 años y trabaja como el primer día, con la única misión de ofrecer un servicio diferenciado y de calidad al servicio de los clientes.
Esta trayectoria es fruto del trabajo de un gran equipo humano y profesional que trabaja en nuestra empresa y que ha sabido adaptarse a los cambios que requería un grupo de empresas familiar como IBERGEST, en función del crecimiento del grupo y la diversificación de la oferta.